Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 19 el Mar Jun 25, 2013 10:00 am.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Juego del arriba, respuesta, pregunta
Mar Ene 17, 2012 9:53 pm por mauren

» Palabras encadenadas
Mar Ene 17, 2012 9:23 pm por mauren

» ¿Que escoges?
Lun Ene 16, 2012 10:46 pm por mauren

» ....
Vie Ago 19, 2011 5:34 pm por Azulina

»  Misión a Luxemburgo - Lea Fenikkusu y Kanda Yuu
Jue Jul 28, 2011 5:48 pm por Luna Mikk

» mmm... mejor diré Hola.
Jue Jul 28, 2011 4:53 pm por Luna Mikk

» Ausencia
Jue Jul 28, 2011 4:31 pm por Luna Mikk

» Misión a Luxemburgo - Lea Fenikkusu y Kanda Yuu
Miér Jul 27, 2011 6:10 pm por Lea Fenikkusu

» Muerte de compu u.u
Miér Jul 20, 2011 7:22 pm por Luna Mikk


Habitación de Hana Miyamoto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Habitación de Hana Miyamoto

Mensaje por Invitado el Dom Feb 27, 2011 2:48 pm

La Orden Oscura era un sitio donde solo albergaba tonos sombríos, supuso que por ese motivo le había puesto aquel nombre tan ¿peculiar? O debería decir ¿común...? Más no importaba mucho el porqué del nombre, su labor era luchar contra el Conde Milenario y sus Akuma para apoderarse de cada fragmento de la inocencia que estuviera en la tierra.

Avanzo por los lúgubres pasillos de piedra, cada tramo era exactamente igual, a la derecha una fría pared de gastada y polvorientas piedras cortadas exactamente de la misma manera seguidas por puertas en madera, las cuales todas eran exactamente igual, sin ninguna marca que las distinguiera una de la otra. Suspiro observando al lado contrario, unas barandas en piedra con un diseño tan tenebroso como el mismo edificio. Esta baranda daba a un gran vacío oscuro que tentaba a cualquier ser a lanzar algo para descubrir si en verdad aquel profundo poso tenia fin.

Tras llegar al tercer piso por las frías y vacías escaleras avanzo hacia la derecha lo más cerca posible de la pared, contando una por una las puertas que dejaba atrás, al llegar al número tres se detuvo y se coloco frente a ella, buscando una llave entre sus prendas. Al encontrarla la introdujo en la cerradura y girando el fino metal quito la traba de la puerta y la abrió, esta emitió un quejido similar a un grito pero ignorando tal horrible resonancia entro en su habitación cerrando nuevamente a sus espaldas.

La habitación estaba tan oscura y fría como los pasillos, las cortinas de un color bordo cubrían los opacos cristales de varios colores que no formaban una figura en concreto apenas dejaban que algunos haces de luz se colaran por estos dando un aspecto solitario. Siguió recorriendo la triste habitación, pasando su mirada por una de las esquinas donde una pequeña mesa simulando ser de luz se encontraba vacía y con alguna que otra tela de araña abandonada por su dueños en una de sus patas unida contra la pared. En el otro extremo de la pequeña habitación se encontraba su cama, de madera tan vieja como la misma mesa de luz, esta se encontraba separada de la pared a una distancia prudente de la misma con intenciones de evitar que cualquier cosa se le acercara y destruyera aquel sagrado lugar. A su lado, cerca de la puerta se encontraba un guardarropa un poco más moderno, tal vez de uno o dos años atrás… sin mas se acerco a este y lo abrió tomando una pequeña maleta que se encontraba en una de las divisiones. Lo puso sobe la cama y lo abrió para comenzar a guardar lo mínimo indispensable para la misión. Una muda de ropa y un libro junto a algunos materiales para tratar su arma anti-akuma fue lo único que entraba en aquel pequeño lugar. Frunció el seño y a la fuerza metió un pequeño libro.

*Listo… Con eso termino de hacer el equipaje… *

Pensó sentándose en la cama, leyendo el reporte que minutos antes llevaba entre sus prendas. Su primera misión era en España, en una ciudad de nombre Cuenca. No conocía mucho España por lo que iría a buscar información a la biblioteca. Se levanto cerrando el reporte y dejándolo sobre la maleta, camino hacia la puerta y se retiro de la habitación en dirección a la biblioteca. Pensativamente, dando por sentado que había inocencia en aquel lugar.

~Cambio de Escena: Biblioteca~
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.