Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 19 el Mar Jun 25, 2013 10:00 am.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Juego del arriba, respuesta, pregunta
Mar Ene 17, 2012 9:53 pm por mauren

» Palabras encadenadas
Mar Ene 17, 2012 9:23 pm por mauren

» ¿Que escoges?
Lun Ene 16, 2012 10:46 pm por mauren

» ....
Vie Ago 19, 2011 5:34 pm por Azulina

»  Misión a Luxemburgo - Lea Fenikkusu y Kanda Yuu
Jue Jul 28, 2011 5:48 pm por Luna Mikk

» mmm... mejor diré Hola.
Jue Jul 28, 2011 4:53 pm por Luna Mikk

» Ausencia
Jue Jul 28, 2011 4:31 pm por Luna Mikk

» Misión a Luxemburgo - Lea Fenikkusu y Kanda Yuu
Miér Jul 27, 2011 6:10 pm por Lea Fenikkusu

» Muerte de compu u.u
Miér Jul 20, 2011 7:22 pm por Luna Mikk


Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por ChibiMoyashi el Lun Abr 04, 2011 6:18 pm

Tras descubrir en la rama asiática tiempo atrás la comodidad de la ropa ultra corta y deportiva, Allen solía entrenar con ella cuando podía… o cuando tenía pensamientos de hacer incursiones nocturnas a dormitorios ajenos, no podía negar que un cuerpo empapado en sudor mostrando el ombligo podía ser verdaderamente incitador para ciertos menesteres.

Sin embargo, esta vez fue solo cuestión de comodidad. Su mente se estaba esforzando por distraerse todo lo que pudiera en cosas que generalmente no le llamarían la atención, pues el cotilleo no es que fuese muy de su gusto pero si Lenalee estaba involucrada, al menos sí debía admitir que le llamaba en cierto grado la curiosidad. Si al final resultaba que Lavi y ella andaban juntos, realmente tendría que hacerle un monumento a Lavi. Por lo suicida del hecho, claro, no sabía cómo se las arreglarían para ocultarle algo así a Komui con lo fácil que era el pelirrojo de leer. En ese sentido, Allen había tenido suerte de que Kanda fuese tan serio e imperturbable. Aunque cuando a esa cara de psicópata malhumorado se le subían los colores, a Allen le daban cosquillas en el estómago. Y algo más abajo también, cuando se le subían en la cama. La lascivia en su sonrisa y el deseo en sus ojos. El sabor de cada recodo de su cuerpo…

¡Ah, no, no! ¡No era momento de pensar en esas cosas ahora! Se golpeó mentalmente y aceleró el paso en las escaleras. Necesitaba llegar a la sala de entrenamiento lo antes posible, debía dar golpes enseguida para tener la cabeza más despejada cuando llegara Lenalee. Pues aunque ella probablemente tendría menos miedo y más confianza en él que Lavi, no debía olvidar que estaba hablando con una chica. No estaría bien asaltarla directamente como había hecho con Lavi, no sería educado por su parte. No obstante, cayó en la cuenta de que la chica, a pesar del cansancio y de las cosas que debía hacer, había aceptado su invitación sin dudar. Quizás ella misma necesitaba hablar sobre ello después de todo, si era así, desde luego que le ahorraría muchos rodeos y sutilezas.

En fin, tendría que esperar a ver como estaba la situación cuando Lenalee llegara a la sala de entrenamiento, por lo que se encaminó a uno de los artilugios de golpeo en cuanto llegó y comprobó que a esa hora no había nadie. Dio un hondo suspiro y miró el aparato, con palos dispuestos de forma perpendicular al palo central movible, preparado para poder golpear y patear mientras uno se veía obligado a defenderse. Sin más ceremonia, se colocó en una pose de combate básica y empezó a golpear palos, moviendo así el palo central y atrayendo hacia sí otros, dispuestos a golpearle con la fuerza que él mismo ejercía en sus golpes si no los contrarrestaba con otro rápido movimiento, moviendo a su vez de nuevo el palo central con ello.

Requería un cierto grado de atención y más aún a la velocidad que golpeaba Allen los palos pero, aún así, era aburrido. La testosterona le pedía internamente un rival más digno que un pedazo de madera. Y nada más pensar en ello, unos afilados y fríos ojos oscuros aparecieron en su cabeza, mirándole con desprecio y supremacía y, al instante, los ojos del inglés se entrecerraron y aumentó la intensidad de los golpes, obligándole a poner más concentración y destreza. Sin embargo, los ojos negros se desviaron y, al seguirlos, los de Allen vieron lo que estaba mirando y si hubieran sido de plata, sus ojos grises se habrían derretido al empezar a arder. “Yo aquí muriéndome de hambre por tu culpa y tú mirándole el culo a exorcistas jovencitos y monos, grrrrrrrrrrrrrrrrr”, rumió en su mente con su película interna y una gota enorme surgió en el golem dorado, que flotaba a su alrededor en ese momento, al verle.

Si Lenalee hubiese llegado en aquel instante, se habría encontrado un Allen con una mirada asesina más propia de Kanda que de él, apretando los dientes y golpeando con cómica saña y brutalidad el aparato de entrenamiento como si le hubiese ofendido de tal modo que necesitase destruirlo con sus propias manos para sentirse reconfortado. Oh, sí, cómo necesitaba que Kanda volviese a casa para darle una buena paliza…



avatar
ChibiMoyashi

Femenino Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 21/02/2011
Localización : Allá donde se encuentren atractivos incautos a los que dejar en calzoncillos... o ni con eso
Empleo /Ocio : Fullerismo creativo
Humor : Descontrol moyashil

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por Lena el Mar Abr 05, 2011 3:23 am

“Si necesitas algo ya sabes a donde buscarme” esas palabras le daban vueltas y vueltas en la cabeza mientras que por inercia se acercaba cada vez más al salón de entrenamiento, claro que sabía dónde encontrarlo pero dudaba mucho que este le diera lo que realmente necesitaba, se sonrojo un poco ante sus propios pensamientos- claro que me refiero a la información, a las repuestas de tantos enigmas ¿a qué otra cosa más podría ser?- se repitió así misma en voz alta, mientras intentaba de justificar sus propios pensamientos.

Vestía un short corto color blanco, una camiseta pegada al cuerpo del mismo color y como olvidar sus calcetas altas hasta las rodillas, lo que generalmente utilizaba para entrenar o incluso para meditar como tantas veces le había enseñado Kanda, pero la meditación y la búsqueda del yo interno era en lo que menos pensaba, incluso el cansancio que pudo haber sentido pasaron a segundo plano, Allen era la persona indicada tanto para entrenar como para sacar algún tipo de información con respecto a Lavi, no pasaría por alto las indirectas que estos se hicieron durante la cena.

Cuando finalmente llego al salón de entrenamiento pudo distinguir como Allen ya se encontraba entrenando, brindando patadas con furia, realmente era muy fuerte - Tengo suerte de no estar en su lugar- comento la chica entrando finalmente a la habitación, esto será muy divertido n_n pensó
avatar
Lena

Femenino Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 22/02/2011
Localización : Soñando despierta *-*

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por ChibiMoyashi el Mar Abr 05, 2011 10:57 am


– Eh – Allen paró en seco al oír a Lenalee, volviendo de nuevo a la realidad y llevándose un buen golpe en la cabeza con uno de los palos con la bajada de guardia repentina. Se tambaleó un momento hacia atrás para alejarse del aparato de entrenamiento mientras se llevaba la mano al golpe e intentaba recuperar la compostura lo antes posible girándose a ver a Lenalee. Fue entonces que cayó en sus palabras y no precisamente imaginó a Lenalee como el maltratado aparato, sino la imaginó en el lugar mental en el que estaba Kanda en ese instante y casi que decidió desviar de nuevo sus pensamientos marujiles. “No poner nunca en el lugar del hombre con el que te acuestas a una chica intocable y posiblemente ocupada”, se dijo internamente. Aunque lo último aún estaba por comprobar… y puede que lo anterior también… “¡¡¡Aaaaaah, no empieces de nuevo, Allen Walker!!!”. Un poco menos mareado, se incorporó del todo y recibió a la china con una sonrisa – Ah, hola, Lenalee, creo que me concentré demasiado, jeje – excusó su devoción por destruir a golpes al pobre aparato, pues no iba a decirle que estaba estresado por los celos y por el medio día de abstinencia que llevaba ya acumulado, por supuesto -. Es un poco aburrido entrenar a solas después de todo, siempre es mejor hacerlo con alguien –.“Entrenar, Allen Walker, ¡entrenar!”, se golpeó de nuevo internamente, encarrilando su línea de pensamiento bien alejada de la impureza y tomó una pose defensiva, guiñándole a continuación un ojo sin borrar su sonrisa - ¿Qué me dices? ¿Me enseñas algunos de tus golpes letales? Seguro que Lavi temblaría si supiera dar puñetazos como los tuyos… - de hecho, hasta él mismo temblaría, pues no se le había borrado de la memoria aún la agresividad de Lenalee cuando tenía las piernas heridas, y eso que el que se llevó el puñetazo por parte de la chica fue Lavi y no él mismo…
avatar
ChibiMoyashi

Femenino Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 21/02/2011
Localización : Allá donde se encuentren atractivos incautos a los que dejar en calzoncillos... o ni con eso
Empleo /Ocio : Fullerismo creativo
Humor : Descontrol moyashil

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por Lena el Mar Abr 05, 2011 6:25 pm

Muy tarde se dio cuenta que había sido muy mala idea saludar a Allen tan de repente y menos con el tipo de concentración que el peliblanco se manejaba, por su culpa y falta de tacto, este se había dado un buen golpe en la cabeza. Estuvo a punto de preguntarle si estaba bien o si se había lastimado muy fuerte, pero este la saludo primero en señal que efectivamente se encontraba bien ^^ la chica dio un suspiro de alivio se le olvidaba que estaba tratando con Allen.

-Estoy de acuerdo contigo Allen Kun n_n es más divertido cuando son dos – dijo mientras se acercaba al peliblanco y tomaba pose defensiva - además creo que me hará muy bien desahogar ciertas cosas – dijo casi en un susurro, estaba un tanto molesta por la falta de confianza y cooperación por parte de Lavi con respecto al dichoso anillo que llevaba, que una pelea cuerpo a cuerpo le venía de maravilla, pero para colmo de males y por efecto del cansancio, su subconsciente le estaba jugando una mala pasada, por un instante se imagino que en lugar de Allen se encontraba Lavi, por lo que arremetió con fuerza y con furia en contra de su compañero ...

avatar
Lena

Femenino Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 22/02/2011
Localización : Soñando despierta *-*

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por ChibiMoyashi el Mar Abr 05, 2011 8:45 pm


No cabía duda de que se esperaría aquello de Kanda… pero, ¿de Lenalee? No pudo más que poner los cinco sentidos en el ataque de su compañera más que sorprendido, ¡era una fiera! No recordaba que la chica fuera tan salvaje atacando, casi se alegraba de no haberle propuesto enseñarle sus trucos más sucios para las peleas, no quería ni imaginar lo que podía ser una patada de Lenalee en la entrepierna… ¡No, no podía pensar en eso! ¡Dolía demasiado con solo imaginarlo!

Sin embargo, no podía quedarse simplemente defendiendo como hubiera querido, no se veía capaz de atacar a Lenalee. Aunque podría hacerle verdadero daño si no lo hacía, le estaba dejando el cuerpo hecho polvo y ella podría enfadarse si se daba cuenta de que no le devolvía el ataque... y quizás eso fuera aún peor, así que empezó a arremeter contra ella, con la misma furia. Solo que el ser cabreado que le golpeaba sin piedad no era Lenalee, sino Kanda.

Y aquello solo podía traer problemas, pues un entrenamiento a solas con el anormal no es que soliera acabar con uno de los dos tumbado sobre el suelo… eso solo era el principio de los preliminares. Pero Allen no se dio cuenta hasta que consiguió tumbar a Lenalee en un ataque y colocarse sobre ella para inmovilizarle con su peso, exactamente igual que hacía con Kanda, mientras le miraba muy cerca de su cara, con una sonrisa traviesa de supremacía. Oh, pero Kanda no tenía los ojos grandes ni cara de chica… Un momento. La expresión de la cara de Allen mutó al instante, al ser consciente al fin que lo que estaba inmovilizando era una chica, concretamente a Lenalee. Su cara se tornó más roja que el cabello del bookman junior, si es que eso era posible, y de un brinco se separó de ella, llegando a la otra punta de la sala.

- ¡¡¡Lo siento!!! – exclamó sofocado, como si acabase de cometer el crimen más vil del universo - ¡¡¡Lo siento, lo siento, lo siento, Lenalee!!! ¡Yo… yo… no me he dado cuenta… yo no quería… yo… lo siento! – Allen se arrodilló y empezó a hacer exageradas inclinaciones de cabeza, hasta golpear su propia frente repetidas veces sobre el suelo. La cara entera le ardía - ¡¡¡Lo siento muchísimo, lo siento!!! ¿¿¿Te he lastimado??? ¿¿¿Estás bien??? Dios, como se entere Lavi me mata… – se le escapó espontáneamente, más alto de lo que debía, pero estaba demasiado preocupado en ese momento tanto por el estado de Lenalee como por lo que había estado a punto de hacer como para darse cuenta de que la china probablemente le habría oído. ¡Ni siquiera había pensado en su propia muerte si el supervisor se llegaba a enterar de aquello!

avatar
ChibiMoyashi

Femenino Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 21/02/2011
Localización : Allá donde se encuentren atractivos incautos a los que dejar en calzoncillos... o ni con eso
Empleo /Ocio : Fullerismo creativo
Humor : Descontrol moyashil

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por Lena el Miér Abr 06, 2011 6:29 pm

La combinación de adrenalina, azúcar y sentimientos encontrados no podía haber desencadenado en otra cosa, estaba consiente había perdido el control por completo… bueno porque no decirlo había perdido la razón, había atacado con todo a Allen. Por un breve instante se remonto en aquella época en la que se mantenía confinada en su habitación por “problemas mentales” ella no estaba loca… simplemente se había perdido…

Lo siguiente que supo es que se encontraba tumbada en el suelo, con Allen sobre ella y más cerca de lo que nunca lo había tenido antes, con una sonrisa que solo logro ponerla aun más nerviosa, no conocía ese lado de Allen sabia que cambiaba su forma de ser constantemente cuando jugaba a las cartas, o cuando la palabra deuda y maestro estaban juntas pero en esas ocasiones se trataba más de un aura depresiva y malvada pero el Allen que tenia frente a ella era extremadamente ¿sexy?... su pulso se había acelerado y su rostro… por Dios se había puesto más rojo que un tomate, Lenalee en que estas pensando se reprendió, Allen es tu compañero, tu amigo, ¡¡Tu familia!!, en ese preciso instante este se levanto y no paraba de pedirle disculpas, algo que llamo mucho su atención fue cuando menciono a Lavi ¿Qué tenía que ver Lavi en todo esto? En todo caso quien debería preocuparle era su oniisan no Lavi. Lenalee se sentó aun recuperando el aliento, mientras su mente procesaba todo lo ocurrido.

-No tienes por qué disculparte- contesto finalmente- fue un accidente… dijo mientras se levantaba y se acercaba a este - en todo caso fue mi culpa jeje no debí atacarte de esa manera n_n lo único que hiciste fue defenderte – mientras le extendía la mano a su compañero para que se levantara- por Lavi y mi oniisan no te preocupes no lo sabrán- esto último lo dijo mas que todo para tranquilizarlo, pero definitivamente ella no estaba dispuesta a olvidar lo sucedido.
avatar
Lena

Femenino Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 22/02/2011
Localización : Soñando despierta *-*

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por ChibiMoyashi el Jue Abr 07, 2011 12:51 am


“Casi te abro de piernas, yo diría que eso fue algo más que defenderme”, pensó para sí Allen todavía avergonzado y enfadado consigo mismo por la confusión mental que había tenido. Entonces, oír las últimas palabras de Lenalee le hizo volver a cambiar la cara y se puso blanco. Había olvidado la sobreprotección del supervisor y encima, había nombrado a Lavi… Sospechaba que aquello iba a traer muchos problemas y malentendidos, debía hablar con ella lo antes posible, aunque si no le había preguntado nada extrañada con respecto al nombrar a Lavi sin que supuestamente tuviese nada que ver con aquel embarazoso momento… ¿quería decir aquello que le estaba afirmando sutilmente que había algo entre ellos dos como sospechaba?

Hablar con una chica directamente sobre relaciones realmente no le parecía cortés a Allen, por lo que se veía incapaz de preguntarle sin contemplaciones como había hecho con Lavi. ¿Qué podía hacer? Por lo pronto, pensar de nuevo que lo que tenía delante era su amiga, un ser intocable al que había que respetar sobre todas las cosas y que debía aceptar su mano con amabilidad para levantarse, así que lo hizo mientras cambiaba la expresión de su cara a una sonrisa un poco apurada por la situación anterior. Todavía no le habían bajado los colores, se sentía realmente estúpido.

- Gracias – se incorporó al fin, soltándole la mano lo más rápido que pudo intentando no parecer muy brusco, para llevársela luego a frotarse el moratón que se había hecho en la frente por los golpes en el suelo -, creo que ambos andamos un poco estresados después de todo, jeje – le comentó con sutileza, a ver qué podía sacar abordando el tema con cortesía y encubrimiento -. Tendríamos que tomar medidas con eso jajaja – rió divertido, no muy seguro de que Lenalee le entendiera con su reputación de inocente e ingenuo, por muy falsa que fuese. ¿Tendría que acabar diciéndole lo del anillo de Lavi para mitigar lo que podrían ser celos por parte de la chica y por eso le había atacado como una fiera? Él mismo se ponía tremendamente agresivo con los celos, y eso que Kanda de social tenía lo que él de virgen, igual a Lenalee le ocurría lo mismo si alguien tocaba a SU hombre…
avatar
ChibiMoyashi

Femenino Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 21/02/2011
Localización : Allá donde se encuentren atractivos incautos a los que dejar en calzoncillos... o ni con eso
Empleo /Ocio : Fullerismo creativo
Humor : Descontrol moyashil

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por Lena el Jue Abr 07, 2011 4:20 pm

¿Estresados? ¿Medidas? a Lenalee se le ocurrían varias ideas para desestresarse junto con Allen, y no se trataba precisamente de la meditación, sin embargo no podía ni si quiera insinuarle al muchacho en lo que estaba pensando y mas viendo lo apenado que estaba por lo ocurrido hace un momento… ¡por Dios! ¿Desde cuándo era tan pervertida? sin dudas los libros que le estaba prestando Jerry habían tenido cierta influencia en ella, temas como “La liberación de la mujer” o “Encuentros cercanos” vinieron a su mente, además ya se estaba cansando de que todos creyeran y la trataran como a una niña, sabía que su hermano el supervisor tenía mucha culpa en eso, además Allen era muy inocente, ¿Cómo podría llegar a pensar mal de él?

-Si tienes mucha razón Allen Kun n_n puede que si este un poquito estresada – sonrió como siempre, y ese estrés se llama Lavi pensó, pero Allen de cierta forma ya lo sabía, de lo contrario no lo hubiera mencionado antes…y aun tenía muchas dudas sobre ese comentario, pero por el momento le seguiría la corriente, para saber sutilmente qué era lo que Allen se estaba imaginando- por la misión claro esta jaja – risita nerviosa y no estaba mintiendo era exactamente con quien había ido a la misión por lo que se sentía así – a pero tú también estas estresado Allen kun , esa furia que vi hace un momento no era normal- y de la cual estaba agradecida ^///^ - ¿ te sucede algo? – esperaba que el peliblanco si le tuviera confianza de lo contrario, tanto estrés podría desencadenar en algo malo….

avatar
Lena

Femenino Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 22/02/2011
Localización : Soñando despierta *-*

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por ChibiMoyashi el Jue Abr 07, 2011 5:43 pm


Aquella risa nerviosa al referirse a la misión, el comentario sobre Lavi tan discretamente ignorado, el recordarle sobre su protector hermano… ¿Lenalee estaba intentando decirle sutilmente que estaba estresada porque no podía comportarse normalmente con Lavi como quisiera por culpa de su hermano… al igual que habría intentado decirle Lavi antes, cuando negó todo por si las paredes oían? Entonces… eso solo podía significar que el tema del anillo era lo que debía de tenerla así de agresiva después de todo. Una gota apareció en su sien al pensar en ello. Uno intentando arreglar sus desaguisados y acababa provocando otros. Tendría que darle unas clases de caballerosidad a Lavi, no se podía dar celos a las novias de esa manera.

Así que dio un suspiro resignado. Si él había provocado que Lenalee se hubiera puesto así, él debería arreglarlo y apechugar con las consecuencias. Menos mal que ella era discreta y seguro que no diría nada, puesto que se veía obligado a decirle lo del anillo… pero no lo de Kanda, aunque se muriera de ganas por desahogarse con alguien contándolo. Ni siquiera a Lenalee, y eso le estresaba aún más.

- Ah… pues - comenzó a decir, intentando encontrar las palabras más adecuadas para contarle lo del anillo. Lavi no se lo había puesto fácil con lo que había dicho desde luego, no le extrañaría que Lenalee se cabrease con él al saberlo… pero debía decírselo. Se le acercó confidente y le susurró, mirando de reojo a su alrededor -… si te lo cuento, ¿prometes que no lo sabrá nadie más – la miró a ella, confidente –… y que no me matarás cuando lo sepas?

avatar
ChibiMoyashi

Femenino Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 21/02/2011
Localización : Allá donde se encuentren atractivos incautos a los que dejar en calzoncillos... o ni con eso
Empleo /Ocio : Fullerismo creativo
Humor : Descontrol moyashil

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por Lena el Sáb Abr 09, 2011 2:38 am

Cuando el peliblanco comenzó a hablar su corazón dio un vuelco de alegría XD al fin sabría lo que le estaba pasando y agradeció enormemente el hecho de haber aceptado ir a practicar con él y no estar de los más aburrida en su habitación, sin embargo su rostro cambio a preocupación al escuchar las últimas palabras de este…comprendía perfectamente que de ser un secreto debía mantenerse como tal y no contárselo a nadie más, de eso no habría de que preocuparse si de algo podía estar orgullosa era de su discreción, pero llegar al punto de pedirle que no lo matara, eso sí le parecía muy extraño ¿pero que habría hecho o dicho Allen, para que llegara a pensar que lo mataría? es verdad que hace un momento estaba un poquito agresiva pero no era para tanto…bueno fuera lo que fuera seguramente no era tan grave y solo estaba exagerando n_n

Así que lo miro con la misma seriedad, tomo su mano entre las suyas – Te lo prometo Allen Kun… y por supuesto que no te matare - contesto finalmente, no lo podía negar se estaba muriendo de la curiosidad…

avatar
Lena

Femenino Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 22/02/2011
Localización : Soñando despierta *-*

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por ChibiMoyashi el Lun Abr 11, 2011 1:54 pm


Bueno, no confiaba plenamente en que su integridad física estuviese muy segura con una mujer celosa del calibre de Lenalee. Ya la había visto hacía un momento y realmente… daba más miedo que Kanda, y eso que él tenía cara de psicópata y un arma blanca que sabía usar. Pero no era momento de pensar en el anormal, sino en Lavi y el marrón en el que le había metido diciendo aquellas cosas. Solo esperaba que la china no se dejase llevar por el cabreo del momento, puesto que con la mano agarrada entre las suyas se le haría difícil escapar…

- Pues… verás – empezó, no muy convencido de cómo ni qué decir -… es Lavi – bueno, ya le había dicho el culpable, algo es algo -… y el anillo… que le regalé – uff, ya lo había dicho, más o menos, ahora solo había que aclarar algunos puntos -… Es que antes de la misión pasó algo en la biblioteca y - ¡no, no! ¡¿Qué se iba a pensar Lenalee si le decía algo como eso?! ¡Arréglalo, Allen Walker!¡¡¡Arréglalo!!! -… ¡No! No me malinterpretes, no pasó nada pero pasó algo y ese idiota empezó a decir esas cosas en el comedor para meterme en problemas – se estaba poniendo como un tomate con tanta liada, solo quería que la tierra se lo tragara igual que un desagüe - . En fin – decidió resumir para dejarse de liadas -, yo le regalé el anillo a Lavi y todo lo que salga de su boca es para meterme en problemas, Lenalee – le hizo un puchero -. No se lo digas a nadie, por favor… - “y no me mates tampoco”, pensó.




avatar
ChibiMoyashi

Femenino Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 21/02/2011
Localización : Allá donde se encuentren atractivos incautos a los que dejar en calzoncillos... o ni con eso
Empleo /Ocio : Fullerismo creativo
Humor : Descontrol moyashil

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por Lena el Mar Abr 12, 2011 6:38 pm

Se había imaginado cualquier cosa menos eso… Allen… Allen era la persona especial de…¡¡¡Lavi!!! la personita que no estaba dispuesto a cambiar… se habían visto antes de la misión, incluso después de ella… ahora todo tenía sentido, lo distraído de Lavi, las indirectas en la cena, el comentario de que habían cosas que sabían mejor calientes O///O todo eso se estaría refiriendo a lo que sucedió en la ¿biblioteca?, la mirada seductora de Allen de hace un momento podría ser que estaba pensando en ¿Lavi? … ¿Qué no lo mal interpretara? Eso era algo difícil de pedir.

aaaa estaba muy confundida y su imaginación podría estar más arriba de lo normal…su mirada se había perdido, es más ni siquiera le estaba dando la cara a Allen, no se dio cuenta en qué momento empezó a presionar con más fuerza la mano de este, si seguía así le cortaría la circulación así que la soltó de inmediato y sin delicadeza… ¿pero qué estaba haciendo? Lenalee tienes que calmarte lo prometiste, lo prometiste, se repetía una y otra vez además que le importaba a ella si había algo o no entre ellos, ellos eran sus amigos y su deber era apoyarlos.

Así que finalmente levanto su rostro para ver a Allen este estaba muy rojo y Lenalee sentía que su rostro ardía, sabía perfectamente que su actitud no estaba ayudando en nada, además Allen había hecho un gran esfuerzo en contarle todo, y con justa razón estaba preocupado por su reacción, si ella misma estaba sorprendida, era una mezcla de ¿emoción? y ¿molestia? no lo sabía, no sabría describir lo que sentía ... no entendía nada, así que hizo lo que le pareció mejor, tomo a Allen por los hombros y mirándolo a los ojos pregunto ¿Qué paso en la biblioteca?...

avatar
Lena

Femenino Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 22/02/2011
Localización : Soñando despierta *-*

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por ChibiMoyashi el Vie Abr 22, 2011 12:15 am


La reacción de Lenalee al soltarle le alarmó internamente. Sabía que se enfadaría, lo sabía, él mismo se sentiría muy molesto si alguien le regalase un anillo a Kanda por muy amigo suyo que fuera… aunque, el anormal no es que tuviese muchos amigos que él reconociera como para que eso pudiera pasar alguna vez. Ah, pero ahora no podía pensar en su relación, tenía que arreglarlo, decirle que no había nada entre ellos, que solo fue un malentendido y…


De repente, Lenalee le agarró los hombros y le interrogó mirándole fijamente a los ojos. Lo que pasó en la biblioteca, ¡eso! Si lo aclaraba, Lenalee dejaría de estar enfadada y entendería al fin que solo fue una muestra de disculpa. Sí, debía decirle.


- ¿Allen-kun? ¿Estás aq…? – Reever asomó la cabeza por la puerta de la sala de entrenamiento y se quedó sin habla, viendo la escena que tenía frente a él.

Allen le miró un momento extrañado. Luego, miró a Lenalee. Y después, vio la postura en la que estaban y sus caras totalmente rojas. Una gota bajó por su sien… y dio gracias de que fuera Reever y no Komui el que hubiera asomado la cabeza por allí.


- ¡¡¡Esto no es lo que parece, Reever-san!!! – gritó alterado, separándose apresuradamente de Lenalee.


- Ejem, bueno – recuperó la compostura el adulto, no muy convencido de las palabras de Allen -, no quiero inmiscuirme en vuestros “entrenamientos” pero tienes que ir al despacho del supervisor, tienes misión, Allen-kun.


Oh, vaya, parecía ser que no podría aclarar las cosas antes de irse. Miró a Lenalee sin saber qué decir durante un momento y luego a la puerta, donde seguía viendo a Reever allí parado, como si le estuviera esperando.


- ¡Ya dije que no estaba pasando nada! – se excusó, viendo que lo que estaba esperando Reever era que saliera, para que no volviera a quedarse a solas con Lenalee. Ciertamente, todos se preocupaban por ella pero menuda confianza la que tenía en él…


Dando un suspiro resignado, Allen se despidió de Lenalee y se encaminó hacia la puerta, de la cual no se movió el adulto hasta que le vio salir. Volvió a soltar otro suspiro. Bueno, al menos andaría distraído en la misión y no tendría que pensar en Kanda ni en la abstinencia. ¿Quién sería su compañero esta vez?




[Cambio de escena – Despacho del supervisor]

avatar
ChibiMoyashi

Femenino Mensajes : 292
Fecha de inscripción : 21/02/2011
Localización : Allá donde se encuentren atractivos incautos a los que dejar en calzoncillos... o ni con eso
Empleo /Ocio : Fullerismo creativo
Humor : Descontrol moyashil

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por Lena el Dom Abr 24, 2011 9:53 pm

Parecía que Allen estaba a punto de aclararle todo lo sucedido en la biblioteca, después de todo su pregunta había sido lo suficientemente clara, quería saberlo absolutamente todo, pero al parecer descubrirlo y saciar su curiosidad no le serian nada fácil y podría tomar más tiempo de lo que ella había deseado. Justo en ese momento entro Reever buscando al peliblanco y encontrándolos en una situación que fácilmente podría ser mal interpretada… pero no hubo necesidad de que ella explicara nada pues Allen se había encargado de aclarar el asunto y librarlo de cualquier clase de malentendido… finalmente Allen fue llamado a un misión por lo que tenía que partir rápidamente hacia el despacho de su hermano.

Allen se despidió de ella y se retiró con Reever, bueno ¿Que más podría hacer? el peliblanco se había marchado llevándose todas las respuestas junto con él, bueno creía que era el momento para tomarse un merecido descanso pero estaba completamente equivocada, antes de salir de la sala de prácticas recibió el mensaje que un nuevo miembro de la orden había llegado y era necesario darle la bienvenida, la china suspiro bueno parecía que esa noche sería muy larga.


[Cambio de escena – Puerta del Guardián]
avatar
Lena

Femenino Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 22/02/2011
Localización : Soñando despierta *-*

Volver arriba Ir abajo

Re: Distrayendo los celos, ¡entrenar y marujear!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.