Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 19 el Mar Jun 25, 2013 10:00 am.
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Juego del arriba, respuesta, pregunta
Mar Ene 17, 2012 9:53 pm por mauren

» Palabras encadenadas
Mar Ene 17, 2012 9:23 pm por mauren

» ¿Que escoges?
Lun Ene 16, 2012 10:46 pm por mauren

» ....
Vie Ago 19, 2011 5:34 pm por Azulina

»  Misión a Luxemburgo - Lea Fenikkusu y Kanda Yuu
Jue Jul 28, 2011 5:48 pm por Luna Mikk

» mmm... mejor diré Hola.
Jue Jul 28, 2011 4:53 pm por Luna Mikk

» Ausencia
Jue Jul 28, 2011 4:31 pm por Luna Mikk

» Misión a Luxemburgo - Lea Fenikkusu y Kanda Yuu
Miér Jul 27, 2011 6:10 pm por Lea Fenikkusu

» Muerte de compu u.u
Miér Jul 20, 2011 7:22 pm por Luna Mikk


De camino

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

De camino

Mensaje por Lea Fenikkusu el Jue Mar 17, 2011 7:13 pm

Camino por los largos y oscuros pasillos de La Orden, todo está como recuerdo y sinceramente no lo recuerdo muy bien, no estaba para fijarme en todos los detalles. Los pasillos negros y eternos parecen extenderse hasta el infinito, caminas sin ser consciente de si avanzaste o sigues en el mismo sitio pues todo sigue el mismo funcionamiento: suelo y paredes negras se extienden por todos los lados, altas columnas, puertas, escaleras, alguna que otra ventana… y entre columna y columna se encuentra un guardia de mirada seria y alerta para cualquier emergencia.

Las blancas columnas de considerable altura contracta violentamente con la negrura del pasillo, absorben toda la luz y la devuelven con fuerza logrando hasta molestarte en la vista ¿Tal vez es un juego? Ya sabes para ver como afecta una fuente de claridad, entre tantos tonos oscuros, a una persona, se irá a ella, la esquivará…

Comienzo a silbar una canción suave pero con ritmo, mis silbidos resuenan en el amplio pasillo el cual parece ser bañado por un eterno silencio sepulcral. La canción que entono no va muy de acuerdo con el lugar por el que camino, y mucho menos con los nervios que me corroen el estómago, pero no me importa tal vez consiga animar un poco este sitio… deberían empezar a pintar los pasillos con colores alegres. Los ojos de un guardia se clavan sobre mí, parece molesto por la canción.

Si, todo está tal y como lo recordaba.

Cambio de pasillo, subo unas escaleras, cruzo otro pasillo, bajo unas escaleras, subo otras escaleras, cruzo un pasillo por el que juraría que ya pasé. Me detengo y muevo un poco los hombros que ya me empiezan a doler por la carga, vaya así que han hecho reformas en La Orden. Suspiro un poco y busco a un guardia con la mirada decidido, aunque sea hombre prefiero preguntar la dirección a pasarme dando vueltas otros seis minutos más.

-Disculpe.- Llamo la atención del guardia, este clava sus ojos almendras en los míos.- Creo que me he perdido…- Sonrío un poco.- ¿Podría decirme por donde quedan las habitaciones de los Exorcistas, por favor?- Le miro con una leve suplica en mis ojos.

-Claro.- Respondo con amabilidad.- No te preocupes es sencillo…- Mi sonrisa se ensancha.- Tan solo sigue por este pasillo, todo recto y gira a la izquierda en la primera vez que se separen los pasillos, después sube una escaleras que encontrarás a mano derecha, tendrás que subir dos pisos, después ve hacia la derecha y sigue caminando hasta encontrar una pequeña «bóveda», entras por ella y encontrarás todas las habitaciones, creo que las de los nuevos tienen los nombres o algo así.- Termina dedicándome una suave sonrisa.

-Muchas gracias por todo.- Le digo con amabilidad.- Siento haberle molestado.

-No te preocupes.- Responde.- Ten cuidado de no despistarte.

-No se preocupe…- Me despido de el sacudiendo mi mano y me giro para encarar al inmenso pasillo.

A ya voy, rumbo al oscuro pasillo… Estoy por jurar que esto es más como un laberinto…

Suspiro un poco y sonrío, ya tengo las indicaciones así que voy a llegar, no existe ningún laberinto que pueda retener a alguien para siempre… Creo… Es seguro… Es bastante probable…

Comienzo a andar aún con la sonrisa en mi rostro. Sigo todo recto hasta que encuentro la bifurcación de pasillos, tomo el izquierdo y continuo andando con paso decidido. Sigo andando por el nuevo pasillo y veo las escaleras a mano derecha, subo por ellas, un piso… y otro más, salgo de las escaleras. Voy hacia la derecha del nuevo pasillo, aún con la sonrisa en mi rostro. Diviso una especie de «bóveda», supongo que se refería a esto cuando dijo lo de la «bóveda» entro en ella con una gran sonrisa. Una hilera de puertas se extiende ante mí.

¡He llegado!

Dejo escapar una suave risa. Camino y busco una puerta en la que ponga mi nombre, la diviso en la lejanía y aligero el paso, por fin he llegado a las habitaciones, así podré descargar y echarle un vistazo a La Orden, hace tiempo que no camino por ella, y quiero conocerla para no perderme más. Mis dedos tocan el pomo de la puerta.

[Cambio de escena- Las habitaciones]
avatar
Lea Fenikkusu

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 07/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.